10 razones, con nombre y apellidos, por las que Simeone debería haber ganado el Balón de Oro

Joachim Löw es el mejor entrenador del año según la FIFA. Carlo Ancelotti y Diego Simeone se quedaron a las puertas. Los méritos de alguien que ha ayudado decisivamente a cambiar la cara del fútbol alemán y además ha coronado el trabajo con un Mundial son indiscutibles, pero sigo creyendo que la pelota de oro debería estar reposando en casa del Cholo si hubieran tenido en cuenta lo conseguido en función de las posibilidades de conseguirlo. Si hubieran tenido en cuenta, en definitiva, lo central para medir la capacidad de un entrenador.

No es necesario recordar el estado en que Simeone heredó el equipo ni mucho menos donde ha sido capaz de colocarlo en cuatro años. Más allá de los títulos, que son abundantes, ver a rivales de la talla del Real Madrid o el Barcelona desesperados por encontrar ese pequeño resquicio por el que meterle un zarpazo al Atlético describe bien el nivel que han conseguido los madrileños con y por Simeone.

Como digo, no es necesario repetir lo evidente, pero hay un dato que debería haber supuesto salvoconducto inmediato al Balón para el Cholo. 10 nombres a canjear por un Balón de Oro. ¿Quienes eran Godín, Miranda, Koke o Diego Costa antes del Cholo? Repasar la evolución en valoración de mercado (según Transfermarkt) de estos 10 futbolistas que son o han sido clave hasta hace bien poco en el proyecto colchonero.

«Yo no soy nadie sin buenos jugadores”, comentó humildemente Löw al recoger su merecido premio. En la butaca, mientras tanto, esperaba su turno un tipo que es alguien porque fabrica buenos jugadores. Le llegará su turno.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.