Gracias a Roy Keane y un león vuelvo a creer en la humanidad

Tras una vida dedicada en pleno a repartir amor, ya iba siendo era hora de que Roy Keane recibiera algo a cambio. Por suerte pasaba por allí Bella, el león mascota del Aston Villa, para demostrar una inteligencia emocional suprema y poner remedio a la situación con un gran abrazo. Genio.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.