El Tottenham de los palmeros

Que los futbolistas son seres polifuncionales, pueden sonreir y dar palmas al mismo tiempo, lo demostraron los chavales del Tottenham 87 antes de la final de Copa que palmaron frente al Coventry. La cara de Ardiles emocionado con la parranda es preciosa.

Hoddle & Waddle & Execrable

Ahora que viene el Tottenham al Bernabéu me parece justo recordar cuando estos dos titanes apuñalaron la música. 1987. Glenn y Chris. Luces de diamante. Demostrando que algunos futbolistas están hechos de otra pasta. De una oscura y defectuosa. De todos modos la broma de obviar lo de Hoddle and Waddle está ahí. Inmensa.