“El Mundial vuelve cada cuatro años y con él, el póster oficial. Algunos son tan icónicos como la parada de Gordon Banks o un giro de Cruyff, otros tan poco memorables como un empate a cero entre Bolivia y Corea del Sur. Mientras que los recientes se han vuelto cada vez más corporativos, tomados en su conjunto suponen un delicioso serpenteo por la historia del diseño gráfico global de los últimos 84 años. Con la vigésima edición del torneo a la vuelta de la esquina, me embarqué en mi propio proyecto sobre los carteles de la Copa del Mundo, reimaginando cada póster de cada torneo y esperando mejorar alguno de los originales…”, James Campbell Taylor para Pennarello

Vía: In bed with Maradona

Pincha en las imágenes para ampliarlas: