gun__1373875820_vietnam_ox

Gira asiática son malas preparaciones, pachangas en lugares ignotos y baños de masas sonrojantes. Flores y trajes regionales en los que te enfundas con el cacique local por las risas. Es ese momento del año en que los clubes aprovechan para convertir a la plantilla en aquellas barajas intercontinentales de familias entre lo costumbrista y lo racista que da cosa recordar. Joder, girar asiáticamente es un chavalín de Portsmouth vestido de Rayden.

Foto: Arsenal