Siento que no fuera bonito pero les ganamos”

Lucas Neill, sincero, tras clasificarse con la exuberante Australia para el Mundial 2014.