Cruyff abandona el fútbol en el Feyenoord 83-84 ganando Liga y Copa. Empaqueta 13 chirlos y le premian como el mejor jugador de la Eredivisie porque con 37 años anduvo en modo arcade.

En ese equipo ya botaban los rizos de Ruud Gullit, en el Ajax hacía 28 tantos Marco Van Basten y Molby estaba a puntitto de largarse al Liverpool.