El romanticismo del fútbol amateur está bien pero solo para un rato. Invasión de campo y salvajismo a go go en Via del Mare porque el Lecce se quedará una año más en Lega Pro, en tercera. 1-1 contra el Carpi y Via del Mare convertido en el típico escenario del infrafútbol cuando las cosas se han torcido ya demasiado. Lamentable.

P.D Si ven a Chevanton es que es Chevanton.