Cuatrocientos hinchas de la Lazio participan en un funeral simulado por la Roma con homilía, luto, plañideras y el pack ritual al completo. Porque son genios del fútbol que cuenta.