Los detractores de la Confederaciones deben saber que la FIFA ya lleva años organizando cosas de mucha risa. Diana Ross sabe que lo falla el que lo tira.