Como Joan Capdevila no juega mucho en el Benfica tiene tiempo de sobra para idear genialidades.