La versión que hace el barbitas luso de este clásico no está mal pero no supera a la de los Groovie Ghoulies.  The pelvic thrust!