httpv://youtu.be/bPeCpq8VkLo

Según AP las autoridades iraníes han sancionado a los dos protagonistas de la escatológica celebración por conducta inmoral sobre el terreno de juego. Dejando a un lado el que los jueces hayan decido que es igual de gravoso meter un dedo en el culo que recibirlo (?) celebro que alguien haya puesto cordura al asunto de los festejos futboleros.