Una búsqueda rápida en Google ratifica lo que ya suponíamos, Eladio vale igual para un roto que para un descosido y es un humanista de bigotes. Huelga decir que mi favorita es la primera.