De los creadores de Petón Poeta, el Lobo Que Rasco hablando bien pero ignorando que los embudos vienen perforados de fábrica.