“Rooney ya no quiere ser calvo. Pero a una figura joven como él, yo no le aconsejaría una operación porque no hay nada que haga crecer el pelo. Además su calvicie ya forma parte de su imagen tan personal”

Julito Salinas, librepensador, trendsetter y otrora última esperanza de la calvorotada española al frente de su franquicia de ungüentos maravillosos (ustedes recordarán los reclamos en sus fanzines deportivos de cabecera) podrá haber amasado un dinerillo a cuenta de algún lampiño despistado, quiza se haya convertido en un descreído pero ante todo es un tío sincero.

Razón en la contra de hoy de http://www.mundodeportivo.com/