Llevo tatuado Up! de Russ Meyer en un brazo así que no sé como me atrevo a profanar la imagen del otro icono pero sí, el Frédéric Hermel de bigote malasañero se da un aire a John Waters. Versión trofollo pero se lo da.