Tras Roncero sigue la temática animal. Ver a las mascotas de la Olimpiada de Mascotas 2010 calentando resultaría incluso tierno de no ser porque dentro del peluche yo solo me imagino a depravados. Es lo suyo, por compensar.

Gracias por el soplo a Borja Barba.