Me vais a permitir que comience a incluir el rastreo arbitral del Marca y similares en la sección Pito Pito y no en la habitual El Clasico necio. Y es que la susodicha empezaba a tener pinta de no acabar nunca.

Cuenta el Marca que De Bleeckere está tan pancho tras la actuación del martes. Incluso a sabiendas de que ese titán del análisis y la oratoria que es el campeonísimo de España tampoco quedó conforme con el arbitraje. Algunos son de piedra.