Menú Cerrar

La mierda del aparato

Drama a las dos y cinco. Porque claro, hasta entonces todo iba finísimo…

El guionista que escribe estas cositas es un titán. Con un par de teatrillos de estos te cuadra el programa de horario.