30.000 genoveses celebrando el descenso de la Sampdoria. Luego dicen que el calcio no entretiene…