Una casa de apuestas recuerda, en un vídeo hecho con dos duros, que ni con agua hirviendo. Ídolos