Que Maradona haya fichado por un club en cuyo escudo figura un libro ya es bastante extraño, que lo haga a pesar de estas fotos de Pelé pasándole la mano a un pibe es escándaloso.