El Marca y Hugo Cerezo, en impagable labor de investigación y mientras aliña la faena al ritmo de Bob Marley con un “no rastas no gol” o un “cortarse el pelo para jugar en el Madrid es un gesto que le honra”

Adenabor dejó el listón demasiado alto.