Cuando el vestuario es una piña y la ropa interior del personal tan elástica como Reed Richards. Celtic de Glasgow.