Futbolistas, esos seres desocupados. No hace falta echarle un ojo al peinado de Bas Savage, delantero del Dagenham and Redbridge, para darse cuenta de eso pero ya que estamos.

Por cierto, mola que el nombre de tu equipo pudiera aparecer perfectamente en una canción de los Kinks.

Lo vi en Metro