Tenemos la Pepsicola muy rica, la pulserita, la camiseta señora, ¡tengo la rosa de Sant Jordi oigaaaa! Si algunas cabeceras hablaran lo harían a gritos y con voz de buhonero…