No podía faltar Tomás Guasch, el Flavor Flav del periodismo deportivo español.