Pudiendo montar el número con cada noticia, una vez aceptado que el periodista deportivo gana cuando es un poco clown ¿Para qué hacer los informativos en serio?