Harpo. Mirarle a la cara a David Luiz ya da bastante risa como para que encima el rizos te haga cucamonas. Genio el realizador por abrir plano