Lo del Cachetón no le venía a Iván René Valenciano precisamente por su afición a la gimnasia. Sin embargo no le dolieron prendas y prestó sus redondeces de mil amores para que Fresco Royal intentara arañarle cuota de mercado a la dupla Higuita-Frutiño en el mercadeo de glucosa entre la juventud colombiana.

El momento en que el titán cambia de dimensión a través del televisor para el traguito, a lo Videodrome latino, da bastante repelús. Aviso.