Punto Pelota de anoche. Por el Loco Gato Gatti no pasan los años. No está más joven o más guapo que cuando retozaba por las canchas argentinas pero sí, sigue en la caverna.

Eso sí, tiene un don para el punch line en cada gag.