Si el glamour es para el Sport un cucurucho de patatas fritas y un helado en la cabeza entiendo que se atrevan a publicar determinadas columnas.