No hay que ser muy listo para entender que esta sección-bestiario va a ser un hervidero, aunque todavía no sé muy bien de qué.
La desvirga Paco Sanz, en su etapa oviedista, observando el balón como si fuese un OVNI. Lo que siempre fue para él en realidad.